domingo, 7 de julio de 2013

Animales (24) Proyecto NIM', de James Marsh



"'Project Nim', un documental atroz y apasionante de James Marsh es la crónica de la colisión entre dos especies" Joe Morgenstern - The Wall Street Journal
Una historia provocadora y sorprendentemente emotiva" Peter Debruge: Variety
"Extraordinario documental (...) una apasionante historia, narrada en dos tiempos, que va mucho más allá de la exploración de la línea que separa la animalidad de la humanidad" Javier Ocaña: Diario El País
"A pesar de su cuestionable metodología, 'Proyecto Nim' consigue articular una resonante denuncia contra el maltrato animal a manos de la ciencia y el ego humano, además de construir un interesante retrato de la Norteamérica post-hippy de los años 70" Manuel Yáñez Murillo: Fotogramas
"Cuento conmovedor y fascinantemente horrendo, como el Grizzly Man de Herzog, que plantea preguntas profundas sobre la responsabilidad científica (...) Nando Salvá: Cinemanía
"El documental posee ritmo, una interesante estructura narrativa y escenas muy crueles, de lágrima viva, aquellas que nos recuerdan hasta dónde somos capaces de llegar. Nosotros, los malditos bichos parlantes"
Carmen L. Lobo: Diario La Razón 
"Un chimpancé llamado Nim con el que acabas tan conectado emocionalmente como si fueras tú el que le pagas los pañales; un trabajo incalculable (...) curiosísima película." E. Rodríguez Marchante: Diario ABC


En la década de los 70, en la Norteamérica efervescente del movimiento hippy, un chimpancé al que llamaron Nim Chimsky (parodiando al célebre lingüista Noam Chomsky, que consideraba que los canales de comunicación era propios y exclusivos del ser humano) fue literalmente arrancado de su madre para ser sometido a un experimento cuyo objetivo era comprobar qué efectos tendría sobre un animal tan inteligente como un chimpancé el hecho de ser criado y alimentado en una familia humana como uno más. Según el simio fue creciendo y a pesar de haber aprendido perfectamente el lenguaje de signos (uno de los objetivos del experimento) y comunicarse con sus cuidadores, también fue desarrollándose su fuerza bruta e instintos salvajes, lo que hizo que comenzaran los problemas.

Poco después el experimento fue cancelado por falta de fondos y Nim comenzó a ser llevado de uno a otro lugar donde se intentaba continuar con el estudio, pasando de unos cuidadores a otros, unos mejores (que lo trataban con implicación emocional y respeto a su individualidad) y otros peores, pero al final acabó siendo dejado atrás por cada humano con los que iba teniendo trato. A todos ellos cuestiona la cámara de James Marsh (cuyo magnífico documental 'Man on wire' ya colgamos hace tiempo en este blog) en este trabajo del año 2011 y según narran su experiencia con Nim se percibe su arrepentimiento, pues por más que le vistieran con ropa, le enseñaran a usar el retrete, aprendiera el lenguaje de signos (aunque no pudiera construir frases o usar sintaxis) y a trabajar, todo el experimento fue un lamentable error que condenó a un ser vivo inteligente a ser enjaulado y manipulado durante toda su vida para intentar humanizarlo sin considerar su naturaleza animal.

En fin, un documental tan interesante como emotivo y triste para todo aquel que condene la experimentación con animales (como el mismo Juez Roy Bean), que sin embargo no emite juicios morales, sólo reconstruye y documenta la vida de Nim, dejando que sea el espectador quien decida qué conclusiones sacar de todo ello. Tal vez que la clave la da al final Bob Ingersoll, el único de los cuidadores de Nim que se preocupó por él hasta al final cuando dice: "los chimpancés son animales verdaderamente maravillosos, ellos perdonan, ellos te perdonan."

No hay comentarios:

Publicar un comentario